Conocemos a nuestro guía Gema y a su hijo. Tenemos un trekking reservado de dos días por el lago Baikal. ¡Qué emocionante! Empezamos a caminar por bosques de cedros, abedules y pinos.

Llevad repelente de mosquitos, porque con nosotros se cebaron.
Gema y su hijo nos prepararon la comida: sopa con patata, arroz, sardinas y cebolla.  Estaba buenísima.

El primer día de trekking no me pareció muy duró.
Por el camino recolectamos fresas silvestres y nos las comimos.
Cenamos arroz blanco con mantequilla, queso, salami, orejones y un exquisito chocolate.
Con el calor de la hoguera nos secamos los calcetines y las deportivas.

Viernes 4.

Dormimos en una tienda de campaña en el bosque. Comenzamos otro día de caminata, me
hago un pequeño esguince en el pie, que me hará más difícil el camino.

Caminamos bordeando el lago, por preciosos acantilados y peligrosos caminos. Hasta pasamos por una roca escarpada peligrando nuestras vidas, pero nuestro fabuloso guía nos ayudó a pasar.

Llegamos a una playa y algunos se bañaron, a pesar de que el agua estaba congelada.

Caminamos durante unas 5 horas más: colina arriba, colina abajo por un precioso paisaje.
Nos recogieron en furgoneta y nos fuimos a Irkust y nos separaron para alojarnos.
Hacemos la colada y salimos a tomar algo a un pub con música en directo. Nos cobraron  dinero  solo por escuchar música. Paseamos por el río y nos comimos para cenar un gulash: carne con arroz, sopa y postre.

Sábado 5.
Felipe me venda el pie y puedo caminar lentamente. Visitamos Irkust: las iglesias de Nuestro Salvador, de la Epifanía y la Polaco-romano-católica.

La ciudad tiene dos calles principales: Karl Marx y Ulitsa Lenin.
( Ulitsa es calle en ruso ).

Hay varios mercadillos de frutas, verduras y un mercado chino.
Cenamos kebab y compramos comida para el tren y algún souvenir, teníamos que gastar los rublos.

Y nos fuimos a la estación para coger el Transmongoliano. Nos vamos a Ulaanbaatar.
El tren es de peor calidad, pero los provodnitsas ( jefes de vagón ) son más simpáticos, y tienen rasgos mongoles en su cara.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here